Los 10 principales beneficios del autoconsumo solar

Las razones más comunes por las que los propietarios de viviendas y las empresas optan por el autoconsumo son reducir los costos de energía y mejorar el medio ambiente. Mucha gente es hoy consciente de que la energía fotovoltaica solar ofrece un enorme aumento en la eficiencia de hogares y negocios, y por ello están ansiosos por reducir su huella de carbono al tiempo que mejoran el valor de su propiedad. En esta entrada enlistamos los principales beneficios del autoconsumo solar, los diez principales motivos por los que la energía fotovoltaica es hoy más popular que nunca. 

Placas solares para autoconsumo

1. Reduce drásticamente o incluso elimina tus facturas de la luz

Ya sea que seas propietario de una vivienda, una empresa o una organización de otro tipo, los costos de la electricidad pueden representar una gran parte de tus gastos mensuales. Con un sistema de paneles solares, puedes generar energía gratuita durante la totalidad del ciclo de vida de tu sistema, es decir, más de 25 años.

Es incluso posible liberarse completamente de la factura de la luz si tienes un sistema aislado de la red con tus propias baterías (aunque esto es principalmente recomendable para zonas alejadas de la red o que sufren de cortes de luz frecuentes). Aun cuando no produzcas el 100% de la energía que consumas, la energía solar reducirá tus facturas de electricidad y de esta forma, ahorrarás mucho dinero.

Quienes eligen pasarse al autoconsumo solar, consiguen un ahorro medio en torno a un 40-50% en su factura de electricidad.

Chanchita ahorro

2. Permite obtener un gran rendimiento por la inversión

Después de décadas de reducción continua del precio de la tecnología fotovoltaica, generar tu propia energía solar es hoy sumamente rentable. El proceso fotovoltaico que transforma la luz solar en electricidad no requiere ningún combustible, no tiene costos variables y el mantenimiento es mínimo y sencillo.

Los paneles son una de las mejores formas de invertir, con retornos que compiten con los de inversiones más tradicionales como las acciones y los bonos.

Gracias a los ahorros sustanciales en la factura de electricidad, el propietario promedio paga un 10-15% de su sistema de placas solares por año. Por lo tanto, a lo largo de sus 25-30 años de vida, la instalación puede ahorrar hasta 3 veces el costo de la inversión.

Además, aunque las instalaciones fotovoltaicas se rentabilizan directamente mediante el ahorro en la factura del suministro eléctrico, el retorno de la inversión es cada vez más rápido debido a las subvenciones existentes y las deducciones fiscales.

3. Protege contra el aumento de los costos de la energía

Al invertir en un sistema de energía solar propio, puedes garantizarte precios bajos por tu electricidad y protegerte contra los aumentos en los costos de la tarifa de la luz.

Si tienes un negocio o eres propietario de una vivienda con un flujo de caja fluctuante, la energía solar te ayuda a pronosticar y administrar mejor tus gastos. La energía solar te da estabilidad.

Aumenta el valor de tu propiedad

4. Aumenta el valor de tu propiedad

Múltiples estudios han encontrado que las viviendas equipadas con sistemas de energía solar tienen valores de propiedad más altos y se venden más rápidamente que las casas que no los tienen.

Esto es especialmente cierto para España que cuenta con uno de los mayores promedios de horas de luz solar plena en Europa. Los tasadores están tomando cada vez más en cuenta las instalaciones solares ya que adhieren valor a las propiedades en el momento de la venta.

Desde que se derogó el llamado “impuesto al sol” en 2018, las personas han ido adquiriendo cada vez más consciencia de las ventajas que ofrece instalar placas solares. Muchos compradores están dispuestos a pagar más por un inmueble con placas fotovoltaicas porque lo ven como una buena inversión: entienden que, con el paso de los años, el ahorro que conseguirán será varias veces mayor que el de la inversión inicial.

A medida que los compradores de viviendas aprenden más sobre la energía fotovoltaica, la demanda de propiedades equipadas con sistemas de autoconsumo solar va a seguir creciendo.

5. Mejora la soberanía energética del país

España sufre de un déficit energético que obliga a importar energía cada año y deja expuesta la economía nacional a las fluctuaciones de precios en los mercados energéticos mundiales. El déficit del sistema eléctrico fue de más de 1500 millones en 2020.  No extraña que España tenga uno de los precios de electricidad más caros de Europa.

Al mismo tiempo, España cuenta con uno de los promedios más altos de horas de sol pleno en el continente. Dado que el sol es una fuente de energía prácticamente infinita, apostar por la energía solar es una opción lógica para avanzar hacia una mayor seguridad energética a nivel de hogar y empresa. Al aumentar nuestra capacidad para generar electricidad a partir del sol, también aumenta la independencia energética del país.

En la actualidad, la generación de energía fotovoltaica es un componente fundamental de la seguridad energética para todos los países. Incluso uno de los mayores productores de petróleo del mundo, Arabia Saudita, reconoce los beneficios económicos y políticos de la energía solar: en 2012, el país anunció su objetivo de construir 41 gigavatios de capacidad solar para 2032.

En resumen, el autoconsumo de energía solar en España reduce la importación de combustibles fósiles, equilibra la balanza comercial y mejora la soberanía energética.

6. Crea puestos de trabajo y ayuda a la economía local

Los beneficios financieros de la energía solar son un argumento convincente para los propietarios de viviendas y empresas, y el impacto general de la energía solar en la economía es igual de positivo. La industria de la energía solar es una industria nacional que crea empleo directo, cualificado y de alta calidad en todo el país. A medida que más hogares y empresas se pasan a la energía solar, las oportunidades laborales crecen.

Según un informe publicado por SolarPower Europe  y EY titulado “Empleos de energía solar y valor añadido en Europa”, el sector en España llegaría a 18176 empleos en 2021, lo que supone un aumento del 570% desde el 2016. En términos de valor añadido bruto, España lidera el ranking en términos relativos, al ver un incremento de un 662%, pasando de 126 a 834 millones de euros.

Por otro lado, la economía de la energía renovable ofrece más oportunidades y mejores salarios para los trabajadores de formación baja y media que las que ofrece la economía nacional en su conjunto.  Muchos instaladores de energía solar son pequeñas empresas de propiedad local, por lo que su apoyo aporta ingresos a las economías locales. Asimismo, el autoconsumo solar contribuye a fortalecer la competitividad de las empresas al reducir sus costos energéticos.

La energía solar es una fuente clave de energía para España. Y, a medida que el costo de la energía solar continúa cayendo, todas las señales apuntan a que se convertirá en una parte aún mayor del suministro total de energía del país. Esas son buenas noticias para la economía y el medio ambiente.

Metáfora de sostenibilidad

7. Protege el medio ambiente

La energía solar es una excelente manera de reducir tu huella de carbono y de mejorar la calidad del aire localmente. 

¿Cómo reduce la energía solar las emisiones de gases contaminantes? La electricidad que producen los paneles solares es completamente libre de emisiones. Cuando utilizas energía solar renovable para satisfacer tus necesidades energéticas, reduces la demanda de electricidad de la red. Como resultado, las plantas generadoras de energía emiten menos carbono cuando producen la electricidad necesaria para satisfacer la demanda de los clientes. Dependiendo de los recursos que utilice la empresa generadora (muchas todavía dependen de combustibles fósiles como el carbón), el impacto de tu decisión de optar por la energía solar puede ser muy significativo.

En el marco de la UE, los edificios son responsables de aproximadamente el 40% del consumo energético y del 36% de las  emisiones de CO2. Esto se debe a que aproximadamente el 35% de las viviendas tienen más de 50 años y casi el 75% del parque inmobiliario es ineficiente. La energía solar puede disminuir significativamente esos números.

Un sistema típico de placas solares residenciales elimina de tres a cuatro toneladas de emisiones de carbono cada año, el equivalente a plantar más de 100 árboles al año.

También es cierto que la energía fotovoltaica tiene cierto costo ambiental. El impacto de la energía fotovoltaica está relacionado principalmente con la producción y suministro de los materiales que se requieren para producir las placas solares. Aun tomando en consideración este factor, el impacto total de la energía solar es significativamente menor que el del resto de los métodos de generación de energía que existen hoy.

8. Demuestra tu compromiso con la sostenibilidad

La sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa son componentes importantes de la cultura y los valores de una organización. Cuando son bien atendidos producen resultados finales muy positivos.

En tiempos del calentamiento global y tantas otras emergencias ambientales, los consumidores y las comunidades están cada vez más informadas y exigen un comportamiento ético. Por tanto, reconocen y recompensan a las empresas que eligen operar de manera responsable.

Cada vez son más las empresas que descubren que las “credenciales verdes” son un poderoso impulsor de las decisiones de compra de los consumidores. Cultivar un perfil centrado en la sostenibilidad genera buena voluntad y mejora los resultados comerciales.

9. Aumenta la moral de los empleados

Al igual que los consumidores, los empleados también reconocen positivamente el compromiso de sus empleadores con la responsabilidad operativa. Los empleados se identifican y enorgullecen por el éxito y las contribuciones de las organizaciones para las que trabajan.

Las empresas que se preocupan por su comunidad y el medio ambiente tienden a tener tasas de rotación más bajas, empleados más comprometidos y niveles más altos de moral laboral.

10. Aumenta la competitividad

La reducción de costes energéticos, especialmente en las empresas con mayores consumos, redunda de forma inmediata en una mejora notable de los costes generales e incrementa la competitividad del negocio. Muchas empresas ya han notado los beneficios económicos y sociales de adoptar la energía solar.

A medida que los primeros usuarios se adelantan a la competencia, el resto de las empresas deben también sacar partido al autoconsumo solar como una forma de mantenerse al día con los avances de sus competidores.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En la diana

Posts relacionados