¡Ahorra energía en casa! 10 hábitos para reducir tu consumo eléctrico

Usar la energía eficientemente es importante para ahorrar en nuestra factura de la luz y cuidar nuestro medio ambiente. Cuando se trata de ahorrar energía, pensamos en cambiar a bombillas led, comprar electrodomésticos de alta eficiencia o mejorar el aislamiento. Estos cambios son importantes, pero hay que tener en cuenta el gran impacto que tienen nuestras acciones cotidianas. 

Se puede construir dos casas idénticas, una al lado de la otra, con los mismos niveles de aislamiento, las mismas ventanas, los mismos electrodomésticos, etc., y las facturas de luz de esas casas pueden diferir en un factor de dos al operarse de manera distinta.  

En Experta Solar, queremos ayudarte a efectivizar tu consumo energético. Por eso, aquí te ofrecemos 10 consejos sobre hábitos que puedes introducir en tu vida para ahorrar electricidad y conservar energía. 

Ahorro energético

1. Aprovecha la luz natural y apaga las luces.  

Siempre es bueno utilizar la luz natural: abre cortinas y persianas en vez de encender la luz. Cuando tienes que encender las luces, no olvides apagarlas al salir de una estancia y recuerda especialmente apagarlas todas al salir de casa. 

2. Evita el consumo silencioso. 

Se estima que la electricidad que utilizan los aparatos electrónicos como ordenadores, televisores y móviles cuando están apagados o en modo stand by (de espera) puede llegar a ser hasta el 75% de la energía que consumen diariamente. Esto equivale al 10% del consumo del hogar. Puedes combatir el consumo silencioso desconectando los aparatos completamente cuando no los utilices. También puedes utilizar regletas de enchufes con interruptor que te permiten desconectar tus aparatos sin esfuerzo. 

regleta de enchufes con interruptor

3. Cocina inteligentemente. 

Tapa las sartenes y ollas y evita abrir el horno innecesariamente para que no se escape el calor. También puedes aprovechar el calor residual del horno y de la vitrocerámica. Como estos no pierden el calor de forma instantánea al apagarlos 5-10 minutos antes, puedes aprovechar el calor residual para terminar lo que estás cocinando.  

4. Lava de modo eficiente.  

Utiliza la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos. Toma en cuenta que el 80% de la electricidad que usan se dedica a calentar el agua, así que usa ciclos fríos o las temperaturas más bajas que sea posible. También puedes ahorrar mucha energía secando la ropa en el tendedero en vez de en la secadora y omitiendo la configuración de secado con calor para el lavavajillas. 

5. Plancha (lo menos posible). 

Muchas veces es suficiente poner a secar la ropa en perchas o colgarla bien extendida. Cuando sea necesario, plancha toda la ropa de una sola vez para que no se tenga que volver a calentar desde cero. También puedes dejar las prendas que necesitan menos planchado para el final y puedes plancharlas con el calor residual tras desconectarla. 

6. Regula la temperatura.  

Es recomendable mantener la temperatura de tu hogar entre 19 y 21º C en invierno y entre 24 y 26º C en verano. Cada grado más de la calefacción y menos del aire acondicionado supone un incremento del consumo en torno al 7%. Eligiendo bien la ropa que usas, usando cortinas y persianas estratégicamente y ventilando de forma adecuada puedes evitar calentar o enfriar ese grado menos. También es buena idea hacer zonas climáticas cerrando las puertas de habitaciones que no se usan regularmente y apagar la calefacción y el aire acondicionado antes de salir de casa. 

regula el aire acondicionado

7. Usa bien tu nevera. 

Evita dejar la nevera y el congelador abiertos durante demasiado tiempo para no perder el frío. Asegúrate que cierran herméticamente. Regula la temperatura de la nevera entre 3-7 ºC  y el congelador a -20º C . Descongela tu congelador frecuentemente ya que la escarcha acumulada genera un aislamiento que puede aumentar significativamente el consumo. También es buena práctica limpiar el serpentín de la nevera una vez al año para su correcto funcionamiento. 

8. Cuida el uso de agua caliente.  

El calentamiento de agua es un factor importante en el consumo total de energía. Puedes ahorrar electricidad pasando menos tiempo en la ducha, cerrando el grifo siempre que sea posible y bajando el termostato del calentador de agua. 

9. Revisa tus dispositivos periódicamente. 

Realizando un mantenimiento regular de los aparatos eléctricos y de climatización hará que no se rompan antes de tiempo y que no tengan que realizar un sobreesfuerzo energético para su funcionamiento.  

Monitorización de producción de energía solar

10. Aprovecha la energía del sol.

Si instalas un sistema de placas solares, no solo puedes generar energía gratis, sino que puedes hacer seguimiento de la electricidad que produces y ajustar tu consumo a las horas de producción de tus paneles.

Si tienes tus propias placas, la principal forma de ahorrar en tu cuenta de la luz será aprovechando las horas de producción de tu sistema fotovoltaico para hacer las tareas del hogar. La lavadora, el horno, el lavavajillas y la plancha son de los electrodomésticos que consumen más energía. Lava, plancha cocina y lava la vajilla de forma secuencial (en cadena, no al mismo tiempo) para asegurarte de que siempre utilizas la energía que produce tu tejado y que usas la red lo menos posible. 

Al principio puede ser difícil recordar mantener ciertos comportamientos hasta convertirlos en hábitos. La clave para que veas estos cambios de comportamiento reflejados en tu tarifa de la luz es mantener la constancia y compartirlos con todos los que habitan el hogar. Si juntos siguen los consejos en este decálogo notarás un ahorro significativo. Te lo aseguramos. 

¡Comparte este post!

¡Descubre cuánto puedes ahorrar con tu propia energía solar!

Solicita un estudio personalizado a nuestros expertos en autoconsumo

Índice
Nuestras redes

Los más populares

Recibe las últimas noticias

Únete a nuestra newsletter experta en sostenibilidad

Las últimas noticias y el mejor contenido  sobre autoconsumo, energía solar, el sector eléctrico y sostenibilidad
En la diana

Posts relacionados

TE LLAMAMOS EN BREVE

O llámanos al 688 77 00 55

Consulta gratuita